Servicio en São Paulo - SP

(11) 9.9977-2500

Cómo prepararme para mi primera cirugía plástica

Dr. José Cury | Home | Blog de la clínica Dr. José Cury | Sem categoria | Cómo prepararme para mi primera cirugía plástica

La cirugía plástica es una de las formas más comunes que utilizan las personas para resolver problemas estéticos e insatisfacción personal con su cuerpo. Por eso, nada más justo que conocer y estar bien preparado para el trámite.

Tomada la decisión, es momento de afrontar tu primera cirugía plástica, teniendo en cuenta que el camino de preparación puede tomar días o meses, hasta que estés lista y segura.

Teniendo en cuenta que se trata de una elección importante para tu salud y autoestima, no descuides ningún paso de tu preparación para que el resultado sea el mejor posible.

¿Quieres saber cómo prepararte y obtener excelentes resultados? ¡Vea abajo!

¿Cómo me preparo antes de mi primera cirugía?

Ser consciente de qué precauciones se deben tomar en los días previos a la cirugía plástica es fundamental para que la paciente tenga confianza en su decisión.

Cuando el paciente sigue todas las prescripciones médicas, es más fácil obtener un resultado satisfactorio, además de evitar posibles complicaciones futuras. No descuides las indicaciones de tu médico y respétalas hasta el día del ingreso.

Consulte algunas precauciones que se deben aplicar para garantizar que todo salga bien antes y durante el procedimiento.

1. Elija un cirujano en el que confíe

Lo primero es buscar un profesional capacitado y que tenga licencia para realizar el trámite. En estos momentos, vale la pena buscar referencias de amigos, familiares y familiares cercanos, especialmente si la persona ya se realizó un trámite con el profesional en cuestión.

No te dejes engañar si el médico te cobra un precio muy por debajo del precio de mercado y presta mucha atención en qué hospital se realizará el procedimiento, verifica si está bien equipado y cuenta con el apoyo necesario para cubrir las demandas quirúrgicas.

2. Siga todas las recetas recomendadas por su médico.

Considero muy válido que mis pacientes lean y busquen saber sobre el procedimiento quirúrgico al que se someterán, pero si bien internet es un buen aliado en estos momentos, sigue siendo fundamental seguir las indicaciones del médico, tal como él hizo su trabajo de evaluación, analizó los resultados de sus exámenes y comprende completamente qué será lo mejor para su cuerpo.

Por tanto, el cirujano es el mejor profesional para orientarle y planificar la cirugía. Tome en serio sus recomendaciones.

3. Organiza tu postoperatorio

Planifica los primeros días de la cirugía para descansar y descansar, si es necesario, delegar actividades a otros, aquí la prioridad eres tú. Agenda tu cirugía con tranquilidad y para no perderte eventos importantes.

4. ¿Cómo prepararse psicológicamente?

Es normal que los pacientes se sientan un poco nerviosos o ansiosos antes de realizarse su primera cirugía plástica.

Por esta razón, trate de mantener la calma y la confianza, esto le ayudará a realizar el procedimiento de forma saludable.

Si tienes miedo, habla primero con tu médico y hazle todas tus dudas, él es la persona ideal para ayudarte a resolver cualquier conflicto interno que pueda surgir en ese momento.

Busca personas que ya hayan realizado el mismo procedimiento que el tuyo y escucha sus historias, esto puede marcar la diferencia y ayudarte a tener más confianza.

5. Come bien

Algunos alimentos pueden contribuir significativamente a una buena recuperación, elige una dieta equilibrada y equilibrada.

6. Evite la automedicación

Busque siempre un profesional cualificado para prescribir medicamentos. Elimina por completo este hábito de tu vida postoperatoria.

7. Hágase un chequeo

Este tema es prácticamente imprescindible. Es muy importante realizar una batería de análisis sanguíneos, cardiológicos y de imagen para que el médico pueda elaborar un panorama general de su estado de salud y, de esta forma, prevenir posibles riesgos.

8. Dejar de fumar

Otra precaución que no podía dejar de mencionar es esta. Deje de fumar al menos dos semanas antes de la cirugía. Fumar puede dificultar la circulación y perjudicar la oxigenación de la sangre. Si el paciente insiste en la práctica puede producirse trombosis, embolia pulmonar o incluso necrosis.

Categorias

Últimos posts

Leia também